Albricias National Literary Contest Winner – Ashleigh Esquivel

Albricias National Literary Contest Winner - Ashleigh Esquivel

Ashleigh Esquivel, Class of 2022, Spanish 6 Honors

Ashleigh Esquivel is a senior at Communications Arts High School and is a winner of the 2022 Albricas National Literary Contest. Her winning poem, Ve Mis Manos, Buen Lector, will be published in the March 2022 edition of Albricias, the student journal of the Spanish National Honor Society. You can read her poem about human rights below.

 

Ashleigh Esquivel, una estudiante del cuarto año en Communications Arts HS, es una ganadora del Concurso Literario Nacional de Albricias. Su poema ganador, Ve Mis Manos, Buen Lector, va a ser publicado en la edición de Marzo 2022 de Albricias, el diario estudiantil de la Sociedad Honoraria Hispánica. Puede leer su poema sobre los derechos human al continuación.

 

Ve mis manos, buen lector

 

La niña 

 

Ve mis manos, buen lector.

Suaves, pequeñas, curiosas.

Mis manos no pudieron

sentir ni la tinta húmeda en el papel

Ni el delicioso peso del lápiz.

Porque mi mamá me dijo

“Mija, haz desayuno para tu hermana”

Y mi papá me dijo

“Mija, ayúdame a pelar el maíz”

Y mi abuela me dijo

“Mi nieta, ayúdame a lavar la ropa”

Cuando terminaba, el sol dormía.

La escuela cerrada, mi mente vacía.

No pude entender las cosas formales de las manos escolares.

Las hojas bellas que leen, y los ensayos que escriben,

No tuve la libertad de disfrutar la belleza de las palabras.

 

La mamá

 

Ve mis manos, buen lector.

Las manos que plantan las almas de nuestro futuro

Las manos que perdieron su inocencia

Cuando la lluvia del sufrimiento ahogó mis sueños

Y mis niños, mis angelitos, lamentan por mi:

“Mamá, ¿podemos comer esta noche?”

“Mamá, ¿por qué necesita trabajar a diario?”

“Mamá, quiero ir al escuela”

“Mamá, ¿por qué no podemos comprar ropa nueva?”

Lo siento, mis amores, lo siento.

Cada llanto me derrota.

 

La anciana

 

Ve mis manos, buen lector.

Aunque débiles, arrugadas, y cansadas,

Son montañas fuertes, rocas formada por una vida

Desesperada por gigantes poderosos que tomaron la flor

de la existencia de los inocentes.

Estos gigantes poderosos impidieron el camino a la escuela,

Y robaron los salarios,

Y destruyeron los cultivos

Para edificar su fortuna.

Cuando la muerte extinga mi luz, los gigantes poderosos continuarán su malvada labor.

Dime, buen lector,

¿Dónde están los defensores dulces de justicia?

 

La muerte 

 

Ve mis manos, buen lector.

Los gigantes poderosos manipulan mis manos

Yo grito, “No, no merecen! ¡Son inocentes!”

Pero los gigantes me cubren la boca y me obligan a extinguir luces brillantes

de niñas con tos, estornudos, fiebres,

Que no podían conseguir la medicina apropiada

y mamás embarazadas

Que no tenía acceso a los doctores calificados

y ancianas sin transporte a tratamientos a una hora de su casa.

Ellas ven mis ojos y sonríen.

No hay miedo al final- los pecados no nublan sus mentes.

Sus cuerpos son débiles pero sus corazones fuertes

Ricas en amor.